Skip to main content

¿Cómo hacerle un suave masaje a tu bebé?

Un delicado masaje puede calmarlo, contribuir a su desarrollo e incluso ayudarle a dormir mejor. Es fácil y toma sólo unos minutos.

Rutina de masajes

Mano masajeando vientre del bebe

El vientre y el pecho.

Manos masajeando las piernas del bebe

Desliza suavemente tus manos hacia arriba y hacia abajo sobre los brazos y las piernas de tu bebé, debes ir del tobillo a la cadera, y de los hombros a las muñecas. 

Manos masajeando la espalda del bebe

Terminar con un masaje en su espalda.

Mueve suavemente tus manos en direcciones opuestas, desde los hombros hacia las caderas pasando por su espalda.                                                                                     

Icono de pregunta

¿Sabías qué?

Los investigadores creen que una infancia con una maternidad positiva ayuda a formar la base para las relaciones futuras.

8 Consejos y tips para darle un buen masaje a tu bebé.

  • Tip 1Elije un momento en que tu bebé esté despierto y alerta, sin hambre o sin haber acabado de comer.
  • Tip 2Asegúrate que la habitación no esté fría y la luz no esté muy potente.
  • Tip 3Ten a la mano todo lo que necesitas: aceite o crema líquida para masajes, toallitas, pañales y ropa limpia.
  • Tip 4Lava tus manos y retira joyas.
  • Tip 5Encuentra un lugar cómodo para hacer el masaje. Tu bebé deberá poder ver tu rostro claramente.
  • Tip 6Antes de comenzar, relájate con algunas respiraciones profundas, esto ayuda a que tu bebé también ser relaje.
  • Tip 7Los bebés siempre cambian, algunos pueden sentirse más seguros si están cerca de sus padres.
  • Tip 8
    Utiliza el aceite o la crema líquida JOHNSON’S® para bebés y espárcela de manera cómoda y suave sobre su piel.

ADVERTENCIA: Mantén todos los productos fuera del alcance de los niños para evitar la ingesta o inhalación accidental. En caso de problemas respiratorios consulta inmediatamente con tu pediatra.

Los beneficios del masaje para tu bebé

Mano masajeando pierna del bebe

El tacto nuestro primer idioma

En muchos hospitales y salas de maternidad los recién nacidos son ubicados sobre el pecho de la madre para tener el máximo contacto piel con piel. El toque suave y amoroso les ayuda a crecer fuertes y menos ansiosos. Los recién nacidos que tienen rutinas de tacto demuestran el 50% más contacto visual y tienen tres veces más posibilidades de tener una expresión general positiva que los bebés que no la reciben.

Mano tomando la mano del bebe

El tacto: Lo que hace

Un suave masaje calma a tu bebé y le trae grandes beneficios como: reducir el llanto, mejorar la digestión, aliviar cólicos, gases y estreñimiento, aumentar la ganancia de peso, mejorar la adaptación al sueño durante la noche, ayudar a dormir profundamente, aliviar la congestión nasal y las molestias de las salida de los dientes, ayudar a desarrollar el tono muscular, la coordinación y la flexibilidad, aumentar la consciencia del cuerpo, estimular el sistema inmunológico, mejorar la textura de la piel y mejorar la Mano tomando mano del bebe

Tu bebé ya casi es un niño. En esta etapa, será mucho más activo e inquieto, se sentará, gateará e intentará levantarse solito.

Durante el masaje con tu pequeño intenta poner la diversión cantando canciones, haciendo rimas y bromas. Utiliza estas técnicas de masaje para ayudarle a desarrollar la confianza en sí mismo y la capacidad de relacionarse con otras personas, al mismo tiempo estarás trabajando en la coordinación de su cuerpo y la tonicdad que necesita para caminar.

Rodamiento de piernas.

El rodamiento de piernas es una actividad divertida que aumenta la conciencia corporal. Debes rotar tus manos sobre sus piernas  desde el muslo hasta el tobillo.

La espalda

Si tu bebé está intentado sentarse puedes adaptar la técnica de masajes para niños pequeños. Pasa tu mano desde el cuello hacia abajo y luego regresa al punto incial.

Movimientos suaves

Los movimientos suaves ayudan a desarrollar la coordinación motora de tu bebé, alargan su columna y lo ayudan a mantenerse flexible.

Cruces Cruces Cruces y abre

Cruza los brazos de tu bebé sobre el pecho tres veces, alternando el brazo hacia arriba y hacia abajo. Después, alarga suavemente los brazos hacia los laterales.